ALIMENTA TU CABELLO

El estado del cabello, la piel y las uñas son un reflejo de nuestra salud. Son signos claros que nos indican si estamos asimilando bien los nutrientes o presentamos alguna carencia. Los folículos pilosos necesitan vitaminas y minerales para el crecimiento correcto del cabello.
Desde el punto de vista de la medicina tradicional china, el pelo es el excedente de la sangre, las uñas el excedente de los tendones y la piel está relacionada con los pulmones. Un pelo vigoroso, brillante, flexible y abundante, es el resultado de una sangre rica en nutrientes, que riega nuestros tejidos y órganos permitiendo su regeneración.

En Otoño, es habitual que la caída del pelo aumente, al igual que las hojas de los árboles nos despojamos para renovarnos. Pero por otro lado, durante los meses más fríos nuestro cuerpo asimila mejor los beneficios que obtenemos a través de la comida. Por tanto es el momento idóneo para prestarle atención y cuidar nuestro cabello con alimentos antioxidantes, ricos en proteínas, vitaminas, minerales, grasas buenas y phytonutrientes que ayuden a fortalecerlo.

¿Qué alimentos y nutrientes necesito para un cabello sano y fuerte?

BIOTINA
La biotina puede ayudar a evitar la rotura del cabello quebradizo. La contienen los cereales integrales, la levadura de cerveza, la yema de huevo, los pistachos…etc.

ACIDO FÓLICO
El ácido fólico es importante para el crecimiento de las células y los tejidos. Incluir alimentos ricos en vitamina B9, puede ayudar a el crecimiento capilar y luchar contra el envejecimiento prematuro.Lo aportan: las hojas verdes, las legumbres, los frutos secos, el aguacate y el plátano, por
ejemplo.

HIERRO
La falta de hierro en la dieta puede ser una causa importante de pérdida de cabello. Si los niveles de hierro bajan, lo que resulta en anemia, puede interrumpir el suministro de sangre rica en nutrientes a los folículos pilosos, esto afecta al crecimiento y puede dar lugar a la caída. Los alimentos ricos en hierro incluyen verduras de hoja verde oscuro como la espinaca y la col rizada, la remolacha, los orejones y los mejillones entre otros.

VITAMINA C
La vitamina C ayuda a la absorción de hierro, es esencial incluirla en la dieta junto con el hierro (y preferiblemente también en la misma comida). La vitamina C también ayuda a la producción de colágeno en el cuerpo que beneficia a la salud del cabello, y es un poderoso antioxidante que ayuda a proteger las células del daño causado por los radicales libres de la contaminación, el consumo de tabaco y la exposición al sol.
La vitamina C se encuentra en los cítricos, el brócoli, el perejil, el pimiento rojo y los frutos rojos en
general.

VITAMINA E
La vitamina E es otro poderoso antioxidante que protege las células de nuestro cabello del daño causado por la exposición al sol y la contaminación, etc. La vitamina E se encuentra en las almendras, los boniatos, en el aceite de germen de trigo y el aguacate.

ZINC
El zinc es un mineral muy importante para la salud del cuero cabelludo. La falta de zinc puede conducir a la pérdida del cabello y a un cuero cabelludo seco y escamoso. Se encuentra en el chocolate negro, las ostras, en el cangrejo, en los huevos, en las semillas de calabaza…etc.

Llevando una dieta variada, rica en vegetales, cereales integrales, legumbres, proteínas de calidad y semillas, estamos favoreciendo la salud de nuestro pelo en particular y la regeneración de los tejidos en general. Si es necesario también puedes suplementar la dieta con alguna de las fórmulas diseñadas para este propósito. En ese caso lo ideal es consultar a un nutricionista.

Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIN
  • Pinterest
Share
Tagged in