Beneficios de practicar Pilates máquina o con reformer

¿Qué es y para qué sirve Pilates máquina o con reformer?

Probablemente sepas de lo que estamos hablando cuando decimos “Pilates máquina o con reformer”, aunque nunca lo hayas probado. Esta máquina para practicar Pilates es grande y robusta, con un carro deslizante equipado con muelles, barras y correas. En ella te tumbas, arrodillas o sientas para fortalecer y equilibrar tu cuerpo (sobretodo el llamado core).

El reformer puede parecer otra máquina de moda, pero ha perdurado desde principios del siglo XX, cuando su creador, Joseph Hubertus Pilates, preparó una versión para que los pacientes postrados en cama pudieran hacer ejercicio, a pesar de sus enfermedades. El reformer te ofrece todos los beneficios de practicar Pilates suelo: una mejor salud de la espalda, flexibilidad y conciencia corporal. Pero los entrenamientos regulares con el reformer ofrecen también beneficios que son únicos.

Beneficios de practicar Pilates máquina o con reformer

Core o núcleo fuerte

En los entrenamientos de Pilates suelo ruedas, tuerces y flexionas para trabajar todo tu torso, desde la cadera hasta los hombros. Los músculos de la espalda y los que ayudan a su estabilización, que a menudo se quedan fuera de los entrenamientos básicos tradicionales, se benefician y fortalecen.

Pilates con reformer ofrece además la resistencia de la polea y el sistema de muelles, más de la que obtienes con solo el peso de tu cuerpo sobre una estera. Conseguirás así una mejor postura y coordinación de la que tendrías con una clase de Pilates suelo o una rutina clásica de fitness.

Rango completo de movimiento

El reformer te garantiza que mueves tu cuerpo con un rango completo de movimiento, algo que quizás no puedas hacer por tu cuenta. Cuando sostienes los estribos o los fijas a tus pies, hace que te estires al máximo y evita por ejemplo que dobles las rodillas o los codos. Al hacer ejercicios sin máquina, es fácil volver a caer en viejos patrones de movimiento que no son tan beneficiosos.

Con la práctica, los músculos se acostumbran a este rango completo de movimiento y lo mantienen día tras día. Te verás más alto, delgado y esbelto como resultado del trabajo regular del reformer.

Resultados rápidos e integrales

Los múltiples complementos del reformer permiten adaptarse a tu nivel y progresar adecuadamente. Te ayudarán tanto si te resulta difícil seguir la clase de Pilates suelo como si por el contrario, quieres darle un impulso a tu entrenamiento.

Si bien Pilates suelo incluye algunos ejercicios que entrenan los brazos y las piernas, por lo general se realizan sin mucha resistencia. El reformer trabaja tus brazos y piernas más a fondo, proporcionando un entrenamiento más completo.

La resistencia del reformer significa que obtendrás resultados más rápido. La tensión de los muelles del carro móvil se ajusta a diferentes niveles de dificultad. A medida que te vuelves más fuerte y más competente con el reformer, progresas de ejercicios tumbado a otros en los que apoyas menos superficie de tu cuerpo, lo que significa que necesitas usar más tu propia fuerza y ​​coordinación para ejecutar los movimientos. Notarás una mayor definición en los brazos, las piernas y los abdominales después de unos pocos meses de trabajo constante en el reformer.

¿Cuántas veces practicar Pilate Máquina o Reformer a la semana?

Practicar Pilates máquina produce mejoras en la composición de tu cuerpo.

Un entrenamiento regular, dedicando una sesión de una hora dos veces por semana durante 16 semanas, logra que pierdas grasa en los tríceps, cintura y muslos, y en su lugar conseguirás masa muscular.

“En 10 sesiones, sentirás la diferencia. En 20, verás la diferencia. Y en el 30, estarás en el camino de tener un cuerpo completamente nuevo.” – Joseph Pilates

Descubre ahora nuestras clases de Pilates Máquina .

 

 

 

Recomendar
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIN
  • Pinterest
Compartir
Etiquetado en
Dejar una respuesta