Contamos con una oferta completa de clases y estilos, y un horario muy amplio durante los 7 días de la semana.

Con el fin de darte el mejor servicio, nuestras clases tienen un número limitado de alumnos. Este número dependerá del estilo de yoga o Pilates que se imparta, del nivel en el que te encuentres y del criterio del profesor.

El Gong cuenta con un sistema de reservas online. Puedes reservar tu clase con antelación a través de nuestra aplicación móvil (gratuita) y de nuestra página web. Siempre que haya sitio en una clase podrás entrar sin haber reservado. Para tu comodidad, te recomendamos que la reserves con antelación.

La no asistencia a una clase previamente reservada tendrá una penalización de 15 euros. Por favor ten en cuenta que para darte el mejor servicio tenemos que estar muy bien organizados.

Para reservar clases privadas y clases de Pilates máquina es necesario llamar al centro, 911992954 o 911992960.

Si quieres venir días fijos, puedes hacer una reserva automática de clases para los días que hayas elegido. Sólo tienes que cancelarla al menos con 1 hora de antelación si no vas a asistir.

Los alumnos que no deseen un horario fijo pueden reservar sobre la marcha, el día que mejor les convenga.

– Ven hidratado
– Viste con ropa cómoda y flexible
– No hace falta que traigas antideslizante ni otro tipo de material, todas nuestras salas están completamente equipadas
– El primer día ven con tiempo para estar 10 minutos antes de que comience la clase
– No hagas comidas pesadas al menos dos horas antes de comenzar la clase
– Elige entre una amplia oferta de clases para principiantes
– Informa al profesor si tienes alguna lesión.
– Si estás embarazada, deberás comunicárselo al profesor y traer un permiso del doctor que te faculte para practicar yoga o Pilates.
– Escucha a tu cuerpo y utiliza el sentido común con respecto a las lesiones. No fuerces las posturas y utiliza las modificaciones que se proporcionan. Además, siéntete libre de aumentar el tiempo de relajación entre ejercicios o reducir el tiempo sugerido para mantener una postura. El yoga es para ti, no compites contra nadie.
– Ven con la mente abierta, buena actitud y algo de paciencia al principio, lo vas a pasar muy bien.

No, El Gong cuenta con salas perfectamente equipadas, aunque si prefieres practicar con tu propia esterilla, no hay problema.

Si eres de los que sudan mucho y estás habituado a practicar con una toalla sobre el antideslizante, tráela de casa.

Al finalizar la clase, los alumnos se encargarán de limpiar su esterilla con spray desinfectante bio. Es la forma de asegurar una máxima higiene y que el antideslizante esté en óptimas condiciones.

El Gong cuenta con vestuarios perfectamente equipados y taquillas para que guardes de una forma segura tus objetos personales.

Si quieres ducharte después de tu clase tenemos toallas a tu disposición en recepción.

No hay una fórmula establecida para elegir la clase correcta. Los estilos de enseñanza varían, así como los estilos de yoga. Te recomendamos que pruebes varios y experimentes lo que más se ajusta a tus necesidades.

En cualquier caso el personal de El Gong siempre está a tu servicio para asesorarte y ayudarte con las dudas que tengas. No dudes en preguntarnos o compartir tus inquietudes con nosotros. Estamos para ayudarte.

Depende del estilo que practiques. Pueden ser de una hora o de una hora y media. Encontrarás siempre distintas opciones, en El Gong queremos facilitarte las cosas y que siempre encuentres tiempo para tu práctica.

Aunque sólo practiques una hora a la semana, experimentarás los beneficios del yoga. Sin lugar a dudas, cuanto más practiques, más beneficios experimentarás. Sugerimos comenzar con dos o tres veces a la semana, durante una hora o una hora y media cada vez.

Lo que puedas practicar estará bien. No dejes que las limitaciones de tiempo o las metas poco realistas sean un obstáculo. Nuestra oferta de clases y flexibilidad te ayudará mucho y probablemente encontrarás que después de un mes tus ganas de practicar aumentan de forma natural y te encontrarás haciendo más y más yoga.

El yoga es más que las posturas físicas. Es único porque conectamos el movimiento del cuerpo y las fluctuaciones de la mente con el ritmo de nuestra respiración. Conectar la mente, el cuerpo y la respiración nos ayuda a dirigir nuestra atención hacia adentro.

A través de este proceso de atención interior, aprendemos a conocernos y nos hacemos más conscientes de nuestras experiencias. La conciencia que cultivamos es lo que hace que el yoga sea una práctica, más que una tarea o una meta que se debe completar. Es muy probable que tu cuerpo sea más flexible haciendo yoga, y también lo será tu mente.

¡Por supuesto! Eres el candidato perfecto para practicar yoga. Muchas personas piensan que necesitan ser flexibles para comenzar yoga pero no es así. Es como si pensaras que tienes que dar clases de francés antes de comenzar a ir a clase.

Si no eres flexible, mucho mejor, le sacarás más partido al yoga porque tienes más margen de aprendizaje. Si practicas, pronto verás tus progresos.

Cualquier cuerpo es perfecto para empezar a hacer yoga. Da igual que no estés en forma y que te cueste llegar a ciertas posturas. Hay infinitas modificaciones de manera que las asanas (posturas) se puedan adaptar a cada cuerpo.

Ven tal como eres y encontrarás que la práctica del yoga te ayudará a ser más flexible.

Esta nueva agilidad se equilibrará con la fuerza, la coordinación y la mejora de la salud cardiovascular, te aportará una sensación de confianza física y bienestar general.

El yoga no es una religión. Es una filosofía que comenzó en la India hace unos 5.000 años. En ocasiones se entrelaza con otras filosofías como el Hinduismo o el Budismo, pero no es necesario estudiar esos caminos para practicar o estudiar yoga.

Practicar yoga supone una forma de conocerte a ti mismo y cada persona se marca sus propios objetivos, el yoga no te pide creer en nada.

Tampoco es necesario renegar de tus propias creencias religiosas para practicar yoga. El yoga es para todos!

Depende del estilo de clases, del profesor, y sobretodo de tus objetivos. La práctica de yoga puede ser tan espiritual como tú quieras hacerla, o quedarse en un plano físico.

Om es un mantra o vibración, que tradicionalmente se canta al principio y al final de las sesiones de yoga.

Con el om vibras a la misma frecuencia que toda la naturaleza, es el sonido básico del universo, también tiene un efecto físico sobre el cuerpo, ya que ralentiza el sistema nervioso y calma la mente. Es una forma de marcar el inicio y final de la práctica.

Ten en cuenta que es una práctica milenaria y que proviene de una cultura oriental muy distinta a la nuestra. Pero no tienes por qué cantarlo si te incomoda.

Prueba tu primera clase gratuita